Si has seguido una dieta para perder peso ó simplemente quieres mantenerlo de forma saludable , estas pautas te interesan.

Cualquier  época del año es buena para nutrirnos de una forma correcta, es importante llevar una dieta sana y equilibrada, rica en frutas y verduras de temporada, el calor comienza a irse y es el momento de ser un poco más estrictos con nuestra alimentación.

Aquí os dejo unas pautas a seguir muy importantes para no perder los hábitos saludables adquiridos durante el resto del año:

  1. Comer de forma consciente: Tenemos que escuchar al hambre real, no dejarnos llevar por la gula, comeremos cuando tengamos hambre pero pararemos cuando nos sintamos llenos. Esto hará que regulemos las cantidades que estamos ingiriendo.
  2. Tener la despensa y el frigorífico lleno de comida saludable: si nos aseguramos de que en nuestro hogar tenemos disponible comida saludable: frutas, verduras, legumbres, lácteos, cereales integrales ó proteínas de calidad, nuestra elección a la hora de cocinar y elegir productos será más fácil y de forma equilibrada.
  3. Salir a comer fuera no significa comer mal: Si salimos a comer a un bar o restaurante no tenemos por que pedir comidas con grasas saturadas o azúcares, también tenemos opción de elegir platos con todos los grupos de alimentos y saludables.
  4. Disfrutar de lo que se come: Disfrutemos de lo que estamos comiendo, comer despacio el alimento, esto favorecerá que nos llegue la señal de saciedad antes. Debemos disfrutar de todos los alimentos y evitar el sentimiento de culpa.
  5. Aprovechar para descansar y hacer actividades agradables: Es el momento de comenzar de nuevo con la rutina de ejercicio “Cuanto más satisfechos estemos de nuestra vida, más sencillo será mantener una relación saludable con la comida, y evitar el vínculo entre la comida y las emociones”.
  6. 3 grupos de alimentos imprescindibles: AGUA, VERDURA Y FRUTA.

Ahora os voy a explicar un poco en que consiste esta alimentación saludable para que podáis llevarla a cabo:

  1. BEBER MUCHA AGUA para mantenerse hidratado es super importante.
  2. VERDURAS Y HORTALIZAS DOS VECES AL DIA: Tenemos gran variedad de verduras y en nuestra gastronomía hay gran posibilidad de platos en los que abunden este tipo de alimentos. Recuerda que tiene que ser la base de nuestra dieta.
  3. LA FRUTA es esencial: al menos tres piezas de fruta cada día. En efecto, la fruta nos ayuda a hidratarnos ya que contiene 80-90% agua y también a mantener las defensas antioxidantes de nuestro organismo. Nos aportan también vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, como la vitamina C, los polifenoles y los carotenos. Un buen zumo natural, mejor con toda la pulpa y la fibra de la fruta, puede completar esta ingesta.
  4. UNOS PLATOS LLENOS DE COLORES: alimentos vegetales de color rojo, amarillo o naranja, ricos en betacarotenos y otros antioxidantes. No nos olvidemos de las zanahorias, calabaza, pimiento rojo, melón... y espinacas y berros (verdes por su alto contenido en clorofila, pero también por su contenido en carotenos).
  5. Pan y cereales integrales: los bocadillos o sándwiches son una opción muy saludable para las comidas fuera de casa, por ejemplo en la oficina. Y usar pan integral aporta fibra y más vitaminas y minerales que el pan blanco.
  6. No olvides las legumbres: las legumbres son un alimento altamente recomendable, por su alto valor nutritivo y su contenido en fibra. Se recomienda consumirlas al menos dos veces por semana.
  7. El pescado es un alimento fundamental en la dieta. En verano tienes que aprovecharte de los pescados azules tradicionales: el bonito, la sardina, el boquerón... que son fuente de ácidos grasos Omega 3 y que conviene consumir al menos dos veces por semana. Los pescados son ricos en proteínas, fósforo y yodo. Es posible tomarlo de forma variada: por ejemplo, un sándwich de atún ó ensalada de bonito.
  8. Compensa los excesos: Si un día has comido mal, recuerdo al día siguiente comer lo más saludable posible y beber mucha agua.

Con estos consejos y un constante entrenamiento adaptado a nuestras necesidades es el secreto para cumplir todos nuestros objetivos